Leyendas de terror coreanas #3

Date:

La silla maldita

Cuenta la leyenda que había una chica de 14 años que se esforzaba mucho para poder sacar buenas notas en el colegio, estaba día y noche estudiando, pero cada vez que se sentaba en la silla de su pupitre y empezaba a estudiar, un dolor intenso recorría su cuello y espalda.

Tal era el dolor que sus notas empezaron a bajar descontroladas ya que la niña no se podía concentrar debido al dolor. Su madre, preocupada, la llevó a varios doctores y ninguno consiguió calmarle el dolor. Así que decidió visitar a una «adivina» para que ayudará a su hija.

La adivina le dijo que debía tomar una foto cuándo su hija se sentara en el pupitre y pasados 3 días revisar la foto para así ver el mal que acechaba a su hija.

La madre accedió y mientras su hija atendía a clase le hizo la foto. Al día siguiente de hacer la foto, a media tarde, recibió una triste llamada del colegio avisando de que su hija se había quitado la vida en su pupitre. La madre, en shock rompió a llorar desconsolada.

Dos días más tarde la madre revisó la foto que le dijo la adivina que hiciera y para su sorpresa, en la foto aparecía su hija sentada en el pupitre pero encima de ella había una chica de su misma edad, ahorcada, sin vida, con sus pies tocando los hombros de su hija. Hacía 10 años, otra muchacha se había quitado la vida en esa misma silla. En ese mismo pupitre.

Ahí lo entendió todo.

¡Compártelo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Comparte el post: